Actualidad

Consejos de limpieza para mantener el coronavirus fuera de tu hogar

Las tareas domésticas se han convertido en una fuente de incertidumbre y ansiedad en estos momentos en que las familias se esfuerzan por realizar todas las labores básicas mientras mantienen, al mismo tiempo, seguros y sanos a sus seres queridos. La información errónea sobre el virus supone un riesgo para todos, y tener que distinguir entre la realidad y la ficción se suma al estrés que ya sentimos todos.

Aunque se siguen realizando investigaciones sobre el virus de la COVID-19, sabemos que se transmite mediante el contacto directo con las pequeñas gotas respiratorias de las personas infectadas (al toser o estornudar) y al tocar las superficies que se han contaminado con el virus. Este puede sobrevivir en las superficies entre unas pocas horas y varios días.

En Lyberi Inmuebles, te damos algunos consejos para ayudar a proteger la salud de tu familia.

Limpiar y desinfectar las superficies que se tocan con frecuencia

Todos los hogares son diferentes; sin embargo, en todos hay superficies que se tocan con mucha frecuencia, como las manijas de las puertas, las mesas, las sillas, los pasamanos, las superficies de la cocina y los baños, los grifos, los inodoros, los interruptores de luz, los teléfonos móviles, las computadoras, las tabletas, los teclados, los controles remotos, los controladores de juegos y los juguetes favoritos de los niños.

Qué utilizar para limpiar y desinfectar

Si una superficie está sucia, lo primero que se debe hacer es limpiarla con jabón o con detergente y agua. A continuación se debe usar un producto desinfectante que contenga alcohol (aproximadamente un 70%) o lejía. No es recomendable usar vinagre u otros productos naturales.

Cómo desinfectar

Es importante no remover las soluciones de limpieza tan pronto como se han aplicado. Muchos productos desinfectantes, como las toallitas y los aerosoles, tienen que permanecer húmedos sobre las superficies durante varios minutos para ser efectivos.

Lava las sábanas, las toallas y la ropa con regularidad.

  • Para minimizar la posibilidad de que el virus se disperse por el aire, no sacudas la ropa sucia.
  • Lava la ropa con jabón o detergente y con agua lo más caliente posible. Seca la ropa completamente. Tanto el lavado como el secado ayudan a matar el virus.
  • Lávate de inmediato las manos con jabón y agua, o usa un desinfectante para las manos a base de alcohol.
  • Lava o desinfecta la bolsa o el cesto de la ropa sucia. Considera la posibilidad de guardar la ropa sucia en bolsas desechables.

Precauciones con los envases y la manipulación de los alimentos

  • Limpia los productos enlatados con un desinfectante antes de abrirlos o guardarlos.
  • Lava a fondo y con agua corriente los productos no envasados, como las frutas y las verduras.
  • Lávate las manos inmediatamente después con jabón y agua, o utiliza un desinfectante para las manos a base de alcohol.
  • Lavarse muy bien las manos con jabón y agua durante al menos 20 segundos antes de preparar los alimentos.
  • Utilizar tablas de cortar separadas para preparar carne y pescado crudos.
  • Cocinar los alimentos a la temperatura recomendada.
  • En lo posible, mantener los productos perecederos refrigerados o congelados y prestar atención a las fechas de vencimiento.
  • Eliminar los restos de comida de una manera higiénica y reciclar los envases apropiadamente, a fin de evitar la acumulación de desechos que puedan atraer pestes.
  • Lavarse las manos con jabón y agua durante al menos 20 segundos antes de comer, y asegurarse de que los niños también lo hagan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados

Comparar

Introduzca su palabra clave